hp-support-head-portlet

Actions
Loading...
HP Customer Support - Knowledge Base

hp-contact-secondary-navigation-portlet

Actions
Loading...

hp-share-print-widget-portlet

Actions
Loading...
  • Information
    Learn how to upgrade to Windows 11

    Windows 11 Upgrade Guide

  • Feedback

hp-concentra-wrapper-portlet

Actions
Loading...

Portátiles HP: por qué los equipos generan calor

Una de las preguntas más frecuentes que los clientes hacen a los fabricantes de equipos es "¿por qué genera mi equipo portátil tanto calor?"
El calor es un efecto normal del funcionamiento de los equipos. Dependiendo del modelo de equipo en particular, la producción de calor puede variar. Por ejemplo, un equipo de alto rendimiento genera mucho más calor que uno de bajo rendimiento. Esto es normal.
En condiciones de funcionamiento normales, la producción de calor del equipo no debe ser motivo de preocupación. De hecho, la producción de calor es generalmente un signo de que el equipo funciona de la manera más segura y eficiente posible. Si el equipo no puede disipar el calor, podría recalentarse y dar problemas.
Es normal que un equipo de alto rendimiento esté algo caliente al tacto debido a sus capacidades de procesamiento y gráficas. Por ejemplo, los equipos de la serie HP ENVY se han diseñado con múltiples procesadores de alto rendimiento, gráficos avanzados y un chasis de magnesio resistente. Este factor de forma resistente transfiere el calor de manera más eficaz.

¿Qué piezas del equipo generan calor?

Todos los equipos requieren electricidad para funcionar, y algunos componentes requieren más electricidad que otros. Cuando la electricidad pasa por los cables y circuitos, se encuentra con un nivel de resistencia natural. Esta resistencia, como la fricción al frotar rápidamente dos manos, genera calor. Algunos componentes, como las luces LED, solo requieren una cantidad pequeña de electricidad para funcionar y su producción de calor es insignificante. Otros componentes, por ejemplo, la CPU (unidad central de procesamiento) y la GPU (unidad de procesamiento de gráficos), requieren una cantidad de electricidad considerablemente mayor. Además, la cantidad de electricidad utilizada por esos componentes es sumamente variable, dependiendo del tipo y número de aplicaciones que se ejecuten o de los cálculos realizados. Estas operaciones pueden generar una cantidad notable de calor.
Los siguientes componentes son los que generan más calor en un equipo:
  • CPU: la unidad central de procesamiento gestiona generalmente los procesos menos gráficos, como el cálculo de los datos numéricos en un programa de hoja de cálculo o la introducción de texto en un procesador de textos. (Algunos equipos también pueden utilizar sus unidades centrales de procesamiento para operaciones gráficas, aunque con menos eficiencia que los que disponen de una GPU dedicada). Cada cálculo e instrucción requiere suministro eléctrico.
  • GPU: la unidad de procesamiento de gráficos (GPU) gestiona generalmente los procesos más gráficos. (No todos los equipos disponen de una GPU). Los gráficos, especialmente las representaciones en 3D, como las de los programas de diseño industrial y videojuegos, a menudo requieren diferentes tipos de cálculos e instrucciones que puede gestionar normalmente una unidad central de procesamiento. Las operaciones gráficas las gestiona a menudo un procesador de gráficos dedicado. Al igual que la CPU, una GPU procesa miles de millones de cálculos e instrucciones por segundo. Dependiendo del tipo de programa, es posible que la GPU genere más calor que la CPU.
  • Disipador térmico: un disipador térmico es un dispositivo conductor de calor que se coloca sobre una CPU o GPU para absorber parte del calor generado. Los procesadores más rápidos, así como los procesadores multinúcleo, requieren disipadores térmicos más grandes y elaborados a fin de mantener las temperaturas dentro de niveles aceptables. Una vez absorbido el calor, se dispersa de manera controlada, bien a través del chasis del equipo o hacia los ventiladores de refrigeración. En muchos casos, los ventiladores están integrados en los disipadores térmicos.
  • Disco duro: la unidad de disco duro (HDD) contiene pequeños discos que giran a medida que otros componentes introducen la información y acceden a la misma. Cuando no hay mucha actividad de disco, el disco duro entra en un estado de suspensión que no requiere mucha electricidad. Sin embargo, cuando se procesan operaciones con muchos datos, como copia de archivos en el disco duro o desde éste, o copia de música de un CD en el disco duro, se precisa un flujo de electricidad constante para mantener los discos girando, y esto genera calor.
  • Unidades de disco óptico: las unidades de disco óptico (ODD) permiten reproducir CD o DVD. Igual que las unidades de disco duro, las unidades de disco óptico giran los discos, de manera que se puedan leer y escribir los datos. A diferencia de una unidad de disco duro, que utiliza imanes para leer y escribir los datos, una unidad de disco óptico utiliza un láser. Tanto el hacer girar como el láser requieren un suministro eléctrico grande, y ambos pueden generar una cantidad de calor importante.

¿Cómo se elimina el calor del equipo?

A medida que el calor de los distintos componentes de hardware se acumula, se debe dispersar para que los componentes no se recalienten.
En un equipo de sobremesa, los componentes que generan calor están contenidos en un chasis grande alejado del usuario (quizás bajo o junto al escritorio) y un ventilador expulsa el calor a través de las rejillas posteriores, por lo que es posible que el usuario no sea consciente del calor generado. Pero en un portátil, probablemente se advierta el calor, ya que el usuario está más cerca de todos los componentes que generan calor y de las rejillas.
Esta dispersión del calor no es fortuita. Todos los productos HP están diseñados para maximizar la seguridad y comodidad cuando se utilizan en entornos operativos normales. HP ha probado exhaustivamente la temperatura de la superficie de sus portátiles, y está por debajo de los límites especificados por el estándar internacional sobre seguridad de los equipos informáticos, conocido también como IEC 60950. La información sobre IEC 60950 está disponible en www.iec.ch.
El calor transferido al chasis del portátil, aunque apreciable, no es un problema para la seguridad. HP se toma muy en serio todos los temas y cuestiones de seguridad, y cuenta con un equipo dedicado a solucionar cualquier problema al respecto.
El calor se dispersa de manera segura por medio de los siguientes métodos:
  • Material: el material utilizado en el chasis del equipo juega un papel importante en la dispersión del calor y permite que el calor pase a través del mismo. Los equipos de más bajo rendimiento que generan menos calor pueden utilizar materiales menos permeables al calor, como determinados tipos de plásticos. Al trabajar con estos equipos, se podría apreciar la generación de calor. Los equipos de más alto rendimiento, por otro lado, pueden utilizar materiales muy permeables al calor, como ciertos polímeros o metales. Estos materiales ayudan a dispersar el calor generado. Al realizar tareas que requieren un uso de procesador elevado en tales equipos, se podría advertir la generación de calor.
  • Diseño: el tamaño y forma del chasis de un equipo, no solo el tipo de material utilizado, también afecta al modo de dispersar el calor. En el interior del chasis de un portátil, hay muy poco espacio disponible. Se requieren ventiladores para soplar el aire necesario para enfriar los componentes que generan calor por canales cuidadosamente diseñados. A medida que los equipos se vuelven más delgados y pequeños, se necesitan diseños más inteligentes para gestionar el flujo de aire y la disipación de calor. Por lo general, un equipo de mayor rendimiento necesitará más espacio para dispersar el calor que uno de menor rendimiento. Un equipo de alto rendimiento demasiado pequeño no puede dispersar de forma eficaz el calor que genera ni tiene espacio suficiente para los disipadores térmicos y ventiladores necesarios.
  • Ventiladores: los ventiladores soplan aire frío que procede de fuera del chasis y lo transmiten a los componentes que generan calor dentro. Cuanto más calor genera el equipo, más rápido deben girar los ventiladores para mover la cantidad de aire necesaria para dispersar el calor. Los clientes comentan a veces que pueden oír el ventilador más en un portátil de alto rendimiento que en otros modelos de portátiles.
  • Rejillas: el flujo de aire hacia dentro y fuera de un equipo es esencial para dispersar el calor de los distintos componentes de hardware. Una colocación estratégica de las rejillas en el chasis permite maximizar el flujo de aire frío a través del dispositivo. Un equipo de mayor rendimiento puede tener más rejillas que uno de menor rendimiento.

¿Qué actividades generan el calor?

Como se trató, los dos componentes que generan más calor en un equipo son la CPU y la GPU. Sin embargo, el tipo de actividad afecta a la cantidad de calor que se genera o dispersa en un momento dado.
Las actividades comunes que pueden generar calor son:
  • Partidas de videojuegos
  • Mantenimiento del sistema
  • Copia de discos
  • Copia y pegado de archivos grandes o numerosos
  • Carga o descarga de archivos en una red
  • Reproducción de películas
  • Transmisión de películas o música en Internet
  • Reproducción de datos de vídeo o audio
  • Ejecución simultánea de varios programas que hacen un gran uso de recursos del procesador
  • Uso de un equipo como servidor
  • Compartición de archivos entre distintos equipos
La temperatura de un equipo puede verse afectada por el entorno físico en el que se encuentra, e incluso por las condiciones ambientales locales (como una humedad alta).

¿Cómo se puede gestionar el calor en un equipo?

El perfil de calor básico de un equipo lo determinan sus especificaciones de hardware y su uso. Si encuentra molesta la generación de calor de su equipo, éstas son algunas cosas que puede para hacer para intentar reducirla ligeramente.
  • Desbloquee las rejillas: si se bloquean inadvertidamente las rejillas de ventilación al colocarlas contra una pared o colocar el portátil en un espacio cerrado, es posible que el equipo se caliente más al no contar con una salida para el aire caliente que se genera dentro. Si desbloquea las rejillas, es posible que se reduzca la temperatura del equipo.
  • Coloque el equipo en una superficie adecuada: no coloque el portátil en una superficie blanda, como un cojín, ni en su regazo sin protección. Los materiales blandos y la ropa pueden bloquear las rejillas o impedir que el chasis del equipo disperse el calor del modo en que fue diseñado. Coloque siempre coloque el portátil en una superficie dura, como un escritorio o una bandeja que permita que el aire fluya alrededor del equipo.
  • Cambie su entorno informático: si está utilizando el equipo en un ambiente caliente y húmedo, muévalo a uno más frío y seco. Por ejemplo, el uso de un equipo en un cuarto sin aire acondicionado en un clima tropical o subtropical puede hacer que genere más calor. Mueva el equipo a un entorno con aire acondicionado para mantenerlo fresco y eliminar parte de la humedad del aire.
  • Limpie el polvo: es normal que, con el tiempo, se acumule polvo dentro de un equipo. Al igual que ocurre con las rejillas, el polvo acumulado dentro del equipo puede interferir con el flujo de aire e impedir la dispersión del calor. Utilice aire comprimido para quitar el polvo acumulado en las rejillas. En muchas tiendas de productos informáticos se venden botes de aire comprimido diseñados específicamente para uso con equipos.
  • Ajuste las opciones de uso de energía del equipo: Windows 7 y Windows Vista tienen opciones de administración de energía que permiten establecer el nivel de rendimiento del equipo. Un rendimiento más alto requiere más electricidad, lo que genera más calor. Puede disminuir el rendimiento del equipo para reducir los requisitos de alimentación, lo que, a su vez, puede reducir ligeramente la generación de calor.
  • Ajuste el rendimiento de la CPU y de la GPU: muchos fabricantes de CPU y GPU tienen herramientas que se pueden descargar desde sus sitios Web para ajustar el rendimiento del procesador. Al reducir la configuración de rendimiento de la CPU y de la GPU se puede reducir la cantidad de calor generada.
  • Utilice un sistema de refrigeración: existen muchos tipos de sistemas de refrigeración para equipos de alto rendimiento. Por ejemplo, hay disponibles a la venta bandejas elevadas para portátiles con sistemas de refrigeración mecánicos o líquidos. No desmonte nunca un equipo HP ni instale un sistema de refrigeración alternativo por su cuenta. Al hacerlo, podría afectar a la cobertura de la garantía y tener unos resultados imprevisibles que podrían causar un daño irreparable al equipo.
  • No utilice simultáneamente muchas aplicaciones que hagan un uso intenso de recursos de procesador: si la generación de calor le preocupa realmente, puede reducir los requisitos de alimentación utilizando solo una aplicación que haga un uso intenso de recursos de procesador cada vez.
  • Utilice el Asistente de soporte de HP para mantenerse al día: para optimizar el rendimiento, HP recomienda descargar y ejecutar el Asistente de soporte de HP como ayuda para buscar e instalar la versión más reciente de BIOS y software del sistema. HP actualiza periódicamente los controladores de dispositivos y funciones de BIOS más importantes, lo que puede afectar al perfil de calor de un equipo. Ejecute el Asistente de soporte de HP con frecuencia para asegurarse de que su equipo cuenta con todas las actualizaciones importantes, lo que puede afectar a la cantidad de calor que genera. Si opta por no utilizar el Asistente de soporte de HP, puede visitar la página de soporte y descarga de controladores de HP e instalar manualmente las actualizaciones.
Una vez habituado al perfil de calor de su equipo, si advierte que empieza a generar más calor de lo normal, o que empieza a funcionar de manera errática al calentarse, apáguelo inmediatamente y póngase en contacto con el servicio de asistencia de HP.
  warning:
Los portátiles HP se han optimizado de acuerdo con estándares de seguridad internacionales, incluidos aspectos relacionados con el calor y el uso de piezas mantenidas y controladas por HP. Al quitar componentes de hardware de un equipo HP y sustituirlos por otros no facilitados por HP, es posible que el equipo se caliente más de lo normal.

hp-feedback-input-portlet

Actions
Loading...

hp-feedback-banner-portlet

Actions
Loading...

hp-country-locator-portlet

Actions
Loading...
Country/Region: Flag United States

hp-detect-load-my-device-portlet

Actions
Loading...